Documental autobiográfico creado a través de la correspondencia audiovisual entre dos cineastas cubanas. Patricia y Heidi han sido amigas desde la infancia, pero la migración a Europa las separó durante 15 años. Al reconstruir recuerdos del hogar y compartir experiencias de sus vidas actuales en países extranjeros, estas mujeres intentan encontrarse nuevamente a sí mismas y a la otra a través de la práctica cinematográfica. El resultado es un viaje sobre la amistad, el perdón, el desarraigo, la no maternidad y el cine.

Cecilia (38) es profesora de sociología en la Universidad. Una madrugada de tormenta Kevin (15), el hijo de su empleada doméstica, toca la puerta de su casa con desesperación. Ella, asustada, no le abre. Al día siguiente el cuerpo de Franco aparece en el río, asesinado por la policía. Cecilia comienza a ser acechada por el fantasma del joven. Perturbada por la culpa logra liberarse de él pero ahora, el fantasma, parece ser ella.

La madrugada del 2 de enero de 1921, en medio de una espesa niebla, el vapor ‘El Santa Isabel’, con 260 emigrantes con destino Buenos Aires, se hundió frente a la escarpada y dura costa de la isla de Sálvora. Esa noche no había hombres en la isla, estaban celebrando las Navidades en tierra firme. La única esperanza de los supervivientes que luchaban por no estrellarse contra las rocas eran las pocas mujeres, ancianos y niños que vivían en este lugar.

Tres jóvenes isleñas, María (Nerea Barros), Josefa (Victoria Teijeiro) y Cipriana (Ana Oca), deciden lanzarse al mar en una pequeña embarcación tradicional. Remando sólo de oído, debido a la espesa niebla y a la noche cerrada, logran salvar a 50 personas. Todo lo que ocurre desde esa noche va a sacudir y cambiar para siempre a esta isla.

Un periodista argentino, León (Darío Grandinetti), acude a Sálvora para cubrir la noticia del naufragio. Pero poco a poco comprueba que esa noche sucedieron demasiadas terribles “casualidades” en la isla. Son muchas las incógnitas que hay que resolver y a la isla le resultará imposible seguir siendo una isla.

Gregorio es un campesino rústico e idealista que vive frustrado en su pueblo Rosillas. Él, soberbio y arrojado, se propone recuperar para su familia las aguas de la vieja acequia que fueron desviadas por el Coronel Iglesias quien es un terrateniente argentino vecino, aliado en complot con el alcalde del pueblo para sus propios cultivos de vid. En su trayecto Gregorio tiene que afrontar la desidia comunal, la corrupción y al poder socio-económico de la élite, dejando de lado el cariño a su pequeño hijo Olegario, el cuidado de sus envejecidos padres y el amor de Paula la maestra de la escuela que lo insta a migrar hacia la ciudad. ¿Cómo sobrevive aquel que se queda en el lugar que el resto decidió abandonar?

Existe un bosque muy particular en la Península Ibérica, que ocupa casi la tercera parte del terreno arbolado y que conforma un paisaje de una biodiversidad extraordinaria. Es la Dehesa, el bosque Mediterráneo aclarado. Un ecosistema diferente, que no existe en ningún otro lugar del mundo.
La Dehesa es por encima de todo un campo de batalla, el lugar donde se retan los grandes herbívoros, donde cazan las formidables águilas, donde conviven bajo la presión de las mangostas los reptiles más grandes de Europa y donde las flores esconden depredadores con camuflajes sorprendentes.
Pero también es un lugar amable que recibe cada año a miles de viajeros de larga distancia, que
tienen en estos parajes sus cuarteles de invierno o sus lugares de reproducción. Muchos vienen desde el norte de Europa, buscando un clima más cálido y el alimento más preciado, el oro de la dehesa, las bellotas. La moneda de cambio que estos árboles utilizan con los animales para preservar su existencia.

Dos mujeres que han compartido toda una vida juntas se ven enfrentadas a la enfermedad de una de ellas. La mujer enferma decide no seguir ningún tratamiento y ambas se mudan a una pequeña casa en el bosque hasta el día que la muerte llegue a sus vidas. Es así como volverán a reencontrar el amor que con el tiempo fue sepultado por la rutina. Poco a poco fortalecerán su relación mientras fuera de la cabaña la muerte aguarda su momento.

Simón González es un hombre de cincuenta y dos años que llegó a la cumbre del full contact e hizo historia ganando trece veces consecutivas el campeonato del mundo. Su esposa, apoyo incondicional dentro y fuera del ring, fue y es parte importante en su vida. Gracias a ella ha logrado lo que nunca imaginó que sería posible: un accidente doméstico lo dejó postrado en una silla de ruedas, de lo que nació un nuevo sueño para Simón, volver a caminar. Para ello se ejercita cada día y ya logra mover sus piernas. Una película que destaca por su preciosismo, con planos espectaculares y de gran belleza que invitan a disfrutar de una historia emocionante.

Todos los días Beatriz es víctima de insultos, vejaciones y humillaciones por parte de su celoso esposo, pero no huye de su lado porque han creado una codependencia y, al menos ella, no concebiría su vida de otra manera. La mujer, a fuerza de sentirse vejada, se siente deseada y sobre todo deseable. Quiere comprobarlo. Por ello una noche sale de casa sin rumbo alguno con un solo propósito: sexo. Su regreso a casa desata la hecatombe.

La sólida familia que Carla (Dolores Fonzi) y Santiago (Diego Velázquez) construyeron se pone a prueba cuando la madre de Carla (Paulina García) aparece muerta en un accidente doméstico y Santiago sospecha que su suegro Elías (Oscar Martínez) es responsable de su fallecimiento.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de cookies y privacidad