En el mundo de Robotia, habitado por máquinas que viven, sueñan, aprenden y juegan,también mueren, y nacen.
Cuando un robot llega al final de su ciclo, es despedido con alegría en una fiesta, rodeado de todos sus seres queridos, para ser reciclado en un nuevo robot.
De este modo, todos los habitantes de Robotia están conectados entre ellos. Como Alex y Bibi, aunque no lo sepan.

Es el año 2006 en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia. Es el año del perro según el horóscopo chino, el año de Evo según la historia. Y para Gus, también perro, debería ser su año.

Tras siete años de dictadura militar y luego de la Guerra de las Malvinas, la Ar-gentina recuperó la democracia con la victoria en elecciones libres del Dr. Alfon-sín. En 1985 los exdictadores de las Juntas Militares fueron llevados a juicio por crímenes contra la humanidad. El tribunal estaba formado por los jueces Arslanian, Gil Lavedra, D’Alessio, Valer-ga Aráoz, Ledesma y Torlasco. El fiscal fue Julio César Strassera. Se lo conoce como el Juicio a las Juntas.A través de los relatos de los más de 800 testigos se comenzó a conocer el ac-cionar represivo y los delitos cometidos por los gobiernos militares entre 1976 y 1983. En la voz de los abogados defensores se escucharon los posicionamien-tos políticos e ideológicos de quienes apoyaron una dictadura que dejó un saldo de 30.000 personas desaparecidas.

Ramu (9) y su padre, el Sr. Lin (53), ambos inmigrantes chinos, tienen un pequeño restaurante en un pueblo andino rodeado de un gran volcán y alejado de la ciudad. Ramu no se acostumbra al lugar ni a sus compañeros de clase, siempre se burlan de él llamándolo “chifa” por sus ojos rasgados.por lo que pasa los días escolares en soledad entre la sala de la rectora, el restaurante y su gran imaginación. Las cosas son distintas a través de los ojos de Ramu, hay ritmo, colores, canciones que otros no ven ni escuchan.
El señor Lin debe viajar a la ciudad. Ramu no puede acompañarlo. El Sr. Lin y Ramu recorren el pequeño pueblo en busca de hospedaje, pero la mala fama de “incontrolable” que tiene Ramu hace que no sea aceptado en ninguna casa del lugar. El Sr. Lin, ya cansado de la búsqueda, decide pedirle ayuda a su proveedor de verduras, Aurelio (76), indígena que vive en las faldas del gran volcán junto con su nieto José (11), quien cuida a las ovejas y ayuda a su abuelo con la agricultura.
Tanto José como su padre — así como su comunidad— creen que en el volcán existe un espíritu que no permite que llegue la lluvia y que está empujando al fuego desde lo profundo de la Tierra. A José le preocupa que su comunidad esté dejando de existir: la ceniza del volcán afecta la siembra, y hace meses que no llueve; si no llueve, José también deberá dejar el campo, que es el lugar que ama. José decide emprender la búsqueda del Espíritu Sagrado para salvar a su aldea. A Ramu le llegan noticias desalentadoras sobre la salud del Sr Lin, y piensa: si el espíritu puede hacer llover y sanar la tierra puede sanar a cualquiera. Los dos niños se unen en una aventura —que es también una metáfora sobre el conocimiento interior— encontrando un lazo único de amistad, en un viaje que los llevará por un río con peces gigantes, volcanes en erupción, un gigantesco bosque amarillo y el reencuentro con sus propios corazones: al escucharlos aprenderán a sanar y cumplir sus deseos.

Su padre se llamaba Arnaldo Darío Rosado y fue asesinado por agentes de la policía cuando tenía apenas un año. Manuel Lenin Rosado creció en Puerto Rico sin esa figura paterna pero se hizo adulto con la imagen de un mártir. Ahora vive en Texas; se fue del país por la falta de trabajo y buscando alcanzar el sueño de una mejor vida. En julio del 2018 Manuel Lenin regresará a Puerto Rico a buscar alguna respuesta ante las interrogantes que ha tenido toda su vida; se cumplen 40 años del asesinato de su padre y quiere mirar de frente uno de los capítulos más tristes de su historia personal y de la historia de nuestro país.

Barbara es una chef y promesa internacional de la cocina regresa al país de origen de sus padres luego de terminar la relación con su novio justo el día en que ganó su primera estrella Michellin. 30 años después Barbara, ahora viuda, comparte la casa con su hija Julia. Bárbara lleva una vida aburrida y sedentaria y en la que su mayor entretenimiento es ver un concurso de cocina en TV. Cuando Bárbara descubre que Julia se hizo pasar por ella en una aplicación de trabajo, termina echándola de la casa y ahora ambas empiezan a vivir, por primera vez, la una sin la otra. Julia se muda con Amanda y Bárbara por su parte, explora esa libertad de no tener que estar en su rol de madre por primera vez.

MANUEL es el hijo de DON CÉSAR, un capo del narcotráfico que junto a su hermano RAÚL ha conformado una de las organizaciones de narcotráfico más importantes del país. Cuando DON CÉSAR es enviado a prisión, MANUEL decide que él es quien debe ponerse al frente del negocio, pero no recibe el apoyo de su padre ni de sus socios en Colombia. Para seguir con su estilo de vida se convierte en un tumbador, una especie de pirata moderno que le roba la mercancía a los carteles de la droga y luego la vende a compradores de Europa o Estados Unidos.

En la ciudad caribeña de Colón, el negro «Rokombey» Chifundo se queda sin techo ni mujer en la mañana del miércoles de ceniza, cuando Ramonita Duncan, la mujer que él adora, lo echa de la casa hasta que deje de perseguir a otras mujeres y se decida entre ser músico, guía turístico o maestro de inglés, para que juntos puedan formar familia.

Un edificio en construcción como otro de tantos, cuya obra se paralizó con la ruina de la burbuja inmobiliaria, deviene azarosamente en refugio para tres jóvenes sin ambiciones ni expectativas. Juntos en el naufragio de una generación moribunda, convierten su propio hastío frente a la mediocridad del mundo que les rodea en una irreverente forma de resistencia vital.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de cookies y privacidad