En medio de una sequía, que parece enterrará toda forma de subsistencia en el árido altiplano, una pareja aymara de ancianos enfrenta la muerte. Ante las inclemencias del tiempo y la enfermedad, Virginio se resiste a migrar a la ciudad, pese a los intentos de Clever, el nieto de la pareja que llegó a visitarlos.

En las afueras de Santo Domingo, lejos de una represiva sociedad de los 80, una familia nació de un grupo de «queers» que crearon un refugio seguro en lo que se convirtió en el ahora olvidado club nocturno Penthouse. Durante esta reunión familiar, los miembros restantes vuelven a visitar el ascenso y caída de la catedral de las discotecas gay en la República Dominicana, que cerró sus puertas en 1998.

Hace más de cuarenta años Belela Herrera dedica su vida a salvar la de otros. Los perseguidos políticos, los desplazados por guerras civiles, los refugiados son su preocupación y vocación.
Belela fue representante del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) en Santiago de Chile, Brasil, Costa Rica y Argentina en los años más duros de las dictaduras militares en América Latina.
En un continente hundido por golpes de Estado y grupos paramilitares, en un mundo dominado por la Guerra Fría, se abre paso Belela. Una mujer menuda que enfrenta gigantes. Carceleros, dictadores y ministros de uniforme. Visita prisiones y campos de refugiados, rescata prisioneros. Su historia es también la de una mujer que se inventó a sí misma y torció el destino reservado a las muchachas de su clase social: unir en matrimonio su apellido a otro de la alta sociedad, una gran familia, una existencia cómoda y elegante. En efecto, todo eso tuvo e hizo Belela antes de encontrar su vocación.

Los hermanos García son dos escultores bolivianos famosos que, desde la infancia, han recorrido un largo viaje en busca de su realización artística. Ahora se embarcan en un nuevo viaje; Lo más espectacular y arriesgado. Junto a 20 de sus mejores asistentes, viajarán 2.200 kilómetros desde Cochabamba (Bolivia) hasta La Rioja (Argentina), donde entregarán su último trabajo: una escultura de 35 metros del controvertido héroe Facundo Quiroga.

AL de Alba y Alfredo, E de Ernesto y LI de Lilián. Las iniciales de todos forman el nombre que todavía cuelga al frente de la casa de playa: ALELÍ. De todos menos de Silvana, que nació tarde. La venta de la casa y el duelo por la muerte del padre enfrentan a una familia que parece dispuesta a prender fuego todo.

Durante los años 70, la economía de la región atrajo a muchos oportunistas a Uruguay. Las instituciones estaban en bancarrota; había un gobierno militar; los subversivos estaban tras las rejas y, para los sectores de baja reputación de las economías de Brasil y Argentina, el mercado financiero uruguayo parecía el lugar ideal para hacer desaparecer el dinero. Así es como Humberto Brause comienza una meteórica carrera en la compra y venta de divisas extranjeras, patrocinado por su propio suegro, un veterano en el negocio de la fuga de capitales. Ciego por su excesiva ambición, Humberto se lleva por delante a todo aquel que se cruce en su camino. Consigue hacerse cargo del negocio familiar y acepta una sospechosa tarea: lavar la cantidad de dinero más grande que ha visto en su vida.
Basado en la novela de Juan Enrique Gruber.

María vive en el inmenso basurero de Managua; es su mundo de los juegos. Tras envenenar accidentalmente a unos cachorros que su madre criaba para vender, es llevada a una fábrica de reciclaje para que aprenda a trabajar con la basura. Ante el desconcierto por la ausencia prolongada de la madre, María decide ir en su búsqueda sin contar con los peligros de la ciudad.

Ramu (9) y su padre, el Sr. Lin (53), ambos inmigrantes chinos, tienen un pequeño restaurante en un pueblo andino rodeado de un gran volcán y alejado de la ciudad. Ramu no se acostumbra al lugar ni a sus compañeros de clase, siempre se burlan de él llamándolo “chifa” por sus ojos rasgados.por lo que pasa los días escolares en soledad entre la sala de la rectora, el restaurante y su gran imaginación. Las cosas son distintas a través de los ojos de Ramu, hay ritmo, colores, canciones que otros no ven ni escuchan.
El señor Lin debe viajar a la ciudad. Ramu no puede acompañarlo. El Sr. Lin y Ramu recorren el pequeño pueblo en busca de hospedaje, pero la mala fama de “incontrolable” que tiene Ramu hace que no sea aceptado en ninguna casa del lugar. El Sr. Lin, ya cansado de la búsqueda, decide pedirle ayuda a su proveedor de verduras, Aurelio (76), indígena que vive en las faldas del gran volcán junto con su nieto José (11), quien cuida a las ovejas y ayuda a su abuelo con la agricultura.
Tanto José como su padre — así como su comunidad— creen que en el volcán existe un espíritu que no permite que llegue la lluvia y que está empujando al fuego desde lo profundo de la Tierra. A José le preocupa que su comunidad esté dejando de existir: la ceniza del volcán afecta la siembra, y hace meses que no llueve; si no llueve, José también deberá dejar el campo, que es el lugar que ama. José decide emprender la búsqueda del Espíritu Sagrado para salvar a su aldea. A Ramu le llegan noticias desalentadoras sobre la salud del Sr Lin, y piensa: si el espíritu puede hacer llover y sanar la tierra puede sanar a cualquiera. Los dos niños se unen en una aventura —que es también una metáfora sobre el conocimiento interior— encontrando un lazo único de amistad, en un viaje que los llevará por un río con peces gigantes, volcanes en erupción, un gigantesco bosque amarillo y el reencuentro con sus propios corazones: al escucharlos aprenderán a sanar y cumplir sus deseos.

Su padre se llamaba Arnaldo Darío Rosado y fue asesinado por agentes de la policía cuando tenía apenas un año. Manuel Lenin Rosado creció en Puerto Rico sin esa figura paterna pero se hizo adulto con la imagen de un mártir. Ahora vive en Texas; se fue del país por la falta de trabajo y buscando alcanzar el sueño de una mejor vida. En julio del 2018 Manuel Lenin regresará a Puerto Rico a buscar alguna respuesta ante las interrogantes que ha tenido toda su vida; se cumplen 40 años del asesinato de su padre y quiere mirar de frente uno de los capítulos más tristes de su historia personal y de la historia de nuestro país.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de cookies y privacidad