Barbara es una chef y promesa internacional de la cocina regresa al país de origen de sus padres luego de terminar la relación con su novio justo el día en que ganó su primera estrella Michellin. 30 años después Barbara, ahora viuda, comparte la casa con su hija Julia. Bárbara lleva una vida aburrida y sedentaria y en la que su mayor entretenimiento es ver un concurso de cocina en TV. Cuando Bárbara descubre que Julia se hizo pasar por ella en una aplicación de trabajo, termina echándola de la casa y ahora ambas empiezan a vivir, por primera vez, la una sin la otra. Julia se muda con Amanda y Bárbara por su parte, explora esa libertad de no tener que estar en su rol de madre por primera vez.

En la ciudad caribeña de Colón, el negro «Rokombey» Chifundo se queda sin techo ni mujer en la mañana del miércoles de ceniza, cuando Ramonita Duncan, la mujer que él adora, lo echa de la casa hasta que deje de perseguir a otras mujeres y se decida entre ser músico, guía turístico o maestro de inglés, para que juntos puedan formar familia.

MANUEL es el hijo de DON CÉSAR, un capo del narcotráfico que junto a su hermano RAÚL ha conformado una de las organizaciones de narcotráfico más importantes del país. Cuando DON CÉSAR es enviado a prisión, MANUEL decide que él es quien debe ponerse al frente del negocio, pero no recibe el apoyo de su padre ni de sus socios en Colombia. Para seguir con su estilo de vida se convierte en un tumbador, una especie de pirata moderno que le roba la mercancía a los carteles de la droga y luego la vende a compradores de Europa o Estados Unidos.

Un edificio en construcción como otro de tantos, cuya obra se paralizó con la ruina de la burbuja inmobiliaria, deviene azarosamente en refugio para tres jóvenes sin ambiciones ni expectativas. Juntos en el naufragio de una generación moribunda, convierten su propio hastío frente a la mediocridad del mundo que les rodea en una irreverente forma de resistencia vital.

Esta historia nace desde la clandestinidad. Es un testimonio urgente que necesita ser contado. Enric Duran, conocido como «Robin Bank», es un activista catalán autor de uno de los desfalcos más sonados de la última década. La película reconstruirá sus acciones hasta su presente clandestino.
Todo comenzó en septiembre de 2005, cuando Duran creó un personaje ficticio: un informático con contrato fijo que cobra 2.200€ al mes. Tras falsificar su nómina, pidió un préstamo de 3.000€ y comenzó su estafa. Durante tres años Robin Bank creó falsas identidades, falsificó balances y contratos, compró un piso, un coche y pidió créditos para hacer falsas reformas, hasta alcanzar los 492.000€. Todo este dinero lo destinó a diversos proyectos con fines sociales. Nunca devolvió los créditos, por eso la justicia lo persigue y está pendiente de una condena de ocho años de prisión.
Enric fue capaz de hacer todo esto por su mente privilegiada, con un CI muy superior a la media. De pequeño le llamaban «calculín», porque era capaz de hacer raíces cuadradas mentalmente; a los 5 años ya jugaba al ajedrez y desde los 6 leía con avidez. Enric siempre ha sido diferente y siempre ha estado solo. Él intenta tener gente a su alrededor, pero la mayoría no lo entiende y tampoco puede seguir su ritmo. Su falta de habilidades sociales no le ayuda y por eso todo lo que hace también tiene que ver con el intento de paliar esa soledad.

El despertar de Thunupa describe en detalle los patrones que se encuentran en la red social ancestral que existe y ha permitido que las culturas indígenas y campesinas de nuestra región hayan podido sobrevivir más de 7000 años de cambios climáticos, hambre esclavitud, abuso y todo aquello que ha sucedido durante ese periodo de tiempo.

Soy Daniela. Crecí viendo una montaña a la que de niña llamé “El Elefante Dormido”. Me pregunto qué memorias están sembradas en ella, cómo éstas me atraviesan. Del baúl de la familia saco fotografías de mis abuelas: el establo y las cosechas, los indios trabajando, las fiestas en la casa, los curas y las procesiones en el pueblo. Recorro los mismos paisajes que aparecen en estas imágenes que llevo conmigo. En Ecuador, como en otros lugares de Latinoamérica, las relaciones entre pueblos indígenas y blancos mestizos están marcadas por un sistema de hacienda feudal-colonial–republicano y cristiano que explotó y menospreció a los indígenas y su cultura. Mi bisabuela y abuela eran hacendadas terratenientes, las patronas de los indios kayambis que vivían en “El Elefante”. Mi mamá Natalia se sumó a la lucha por la reforma agraria en los 70’s. Mis abuelas fueron afectadas por esa reforma. Yo no crecí en un sistema de hacienda tradicional, pero éste sigue marcando mi presente. Preguntándome cómo romper con esta herencia, traslado la pregunta al cine ¿Cómo permear el poder que ejerce la persona que tiene la cámara sobre lo que mira y muestra? Propongo a mi amigo Miguel Imbaquingo, cineasta kayambi y descendiente de ex-trabajadores de una de las grandes haciendas de la zona, confrontar la historia a partir del cine.

“El Niño Probeta” está ambientada en un pequeño pueblo de la sierra ecuatoriana, en donde viven Susana y Miguel, una pareja mestiza que gracias a la venta de una propiedad familiar, pueden adquirir el tratamiento que está revolucionando al mundo: el tratamiento de “nuevos niños probeta”, que permite la manipulación genética para que los infantes nazcan con características físicas e intelectuales a elección. El hijo de Susana y Miguel, será el primer “nuevo niño probeta” de su pueblo. Susana da a luz a un hermoso niño de rizos rubios y ojos claros, e impuestas aptitudes científicas que se notarán en su crecimiento. Lo llaman Francisco. La familia observa sorprendida como el pequeño contrasta en los brazos mucho más oscuros de sus padres. Sin embargo, la sorpresa es aún más grande para la abuela Regina, que ante las claras diferencias de Panchito con sus padres, cree primero que se trajeron al niño equivocado; segundo que Susana engaño a Miguel; y por último, cuando le revelan del tratamiento, que el niño no es cosa de la familia.

Una profunda crisis parece estar a punto de destruirlo todo. Mientras la sociedad transita hacia un nuevo orden, los especuladores aprovechan los reajustes para continuar acumulando riqueza. Se respiran aires de una revolución inminente. Un bebé muerto de hambre en los brazos de una madre será el origen de un nocturno levantamiento popular. Estamos en 1652 y las mujeres se organizan para protestar contra la imposición de la carencia. Ellas toman las calles y aclaman a que se sumen también los hombres, logrando tomar por unos días el control de la ciudad.

Un escritor colombiano desconocido decide pasar unas cortas vacaciones con su familia. Viaja por las carreteras que conectan el Distrito Federal con Acapulco, en México, en compañía de su esposa, Mercedes, y sus dos hijos pequeños, Rodrigo y Gonzalo. En el camino, el escritor reflexiona sobre cómo ha sido su vida y recuerda un manuscrito en el que durante veinte años ha trabajado sin descanso ni éxito, ya que no ha podido encontrar el tono correcto de la escritura. En el camino, el escritor comienza a escuchar su propia voz «Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía tuvo que recordar aquella remota tarde en que su padre lo llevó a ver el hielo». El escritor comienza allí un viaje febril que les obligará a regresar abruptamente de las vacaciones y desencadenará la redacción de un libro único. El escritor es el Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez, y la novela es Cien años de soledad, su obra más importante.

Lázaro, sesenta años, sale de prisión. Nadie de su familia le espera. A como pueden le ayudan a conseguir un empleo, pero Lázaro, enferma y muere. En su velorio, resucita, sin embargo regresa como si fuera otro, un migrante nicaragüense que desea regresar a su tierra natal. Ese migrante es el hombre que Lázaro hace diez
años asesinó.

Irina es una joven madre soltera y ambiciosa policía, poco después de ser abusada por un colega y desistir de denunciar el hecho por miedo de perder sus oportunidades de ascenso, se entera que su madre está gravemente enferma. Por eso debe volver al lugar del cual escapó hace más de una década: su ciudad natal.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de cookies y privacidad