Image Image Image Image Image
Scroll to Top

Ir Arriba

Adrián Solar, presidente de la FIPCA: “Lo de ‘Avengers: Endgame’ en Iberoamérica es un pésimo precedente a futuro”

Hace unos días arrancó en Madrid la Semana del Cine Chileno, un ciclo itinerante de diez de las mejores películas de ese país producidas en los últimos diez años que se proyectará también en París, Berlín y Los Ángeles (Estados Unidos). Con motivo de esa celebración estuvo en España el reconocido productor chileno Adrián Solar, quien además acaba de ser reelegido como presidente de la Federación Iberoamericana de Productores Cinematográficos y Audiovisuales (FIPCA). La visita de Solar era noticia por varios motivos. No sólo porque recientemente también se celebró la sexta edición de los Premios Platino —una iniciativa para destacar el valor del cine iberoamericano y fortalecer la industria en nuestros países en cuya creación participó activamente la FIPCA— sino porque en ella la FIPCA emitió un comunicado llamando la atención sobre los métodos de monopolización cada vez más agresivos de los estudios de Hollywood para estrenar sus películas en la región. De todo esto, así como de la paralización del potente cine brasileño tras la elección de Jair Bolsonaro, del cine iberoamericano en general, del centroamericano, del chileno y de las películas que Solar sigue produciendo como el gran cineasta que es, conversamos ampliamente en esta entrevista. Un acercamiento al cine de nuestros países desde la gestión, la industria y también por supuesto desde la pasión, el primer requisito para hacer cine en Iberoamérica.

Leer más…

“Quería que el espectador viera la película como si mirara con los ojos de Frida Kahlo”. Ishtar Yasin habla de ‘Dos Fridas’

En los próximos días, la coproducción costarricense-mexicana Dos Fridas dirigida por Ishtar Yasin se presentará en dos festivales internacionales que incrementarán exponencialmente el éxito que ya está teniendo esta película sobre la relación de la artista mexicana Frida Kahlo con su enfermera costarricense Judith Ferreto. Se trata del 7º Festival Internacional de Cine de Costa Rica donde Dos Fridas se proyectará el miércoles 3 y el viernes 5 de abril (Cine Magaly y Sala Garbo, respectivamente) y muy especialmente el 35º Chicago Latino Film Festival donde la nueva película de la directora, guionista, productora y actriz costarricense Ishtar Yasin se proyectará el lunes 8 y el miércoles 10 de abril (ambas fechas en el AMC River East 21 Theatre). Dos Fridas_posterEn el CRFIC de Costa Rica Dos Fridas tendrá en cierta forma su “estreno local” —con la ilusión que eso conlleva—, mientras que en el CLFF de Chicago la expectativa será máxima teniendo en cuenta que fue en la comunidad latinoamericana afincada en Estados Unidos donde nació el “mito” Frida Kahlo y se extendió por el mundo hasta convertirla en la artista latinoamericana más reconocida de la historia. Artistas, feministas, artesanas y mujeres inmigrantes en general tendrán la oportunidad de re-conocer momentos en la vida de la pintora mexicana que hoy resultan claves para comprender su arte como un icono de la cultura mestiza de raíces indígenas. Estas presentaciones serán la lógica continuación de un exitoso recorrido internacional que empezó en las Noches Negras de Tallin, en Estonia, siguió en el Festival Internacional de Cine de Mujeres de Aswan, Egipto, y proseguirá en Italia y el Líbano, entre otros países. Un inicio fulgurante que recuerda al de El camino, la más premiada y aplaudida película de Ishtar Yasin hasta el momento. De todo esto hablamos con ella en esta entrevista. Ah, por cierto: Dos Fridas recibió la ayuda a la Coproducción en la Convocatoria 2015.

Leer más…

“Revolucionarse todos los días de la vida”. El homenaje de Orlando Senna a Rigoberto López

Mientras trabajaba en la postproducción de la que será su última (y póstuma) película, El Mayor, falleció el cubano Rigoberto López, “cineasta cabal”, como lo describió Granma al rendirle homenaje. López es el realizador de obras tan significativas de la cinematografía cubana como los documentales El viaje más largo (1987), Yo soy, del son a la salsa (1996), Puerto Príncipe mío (2000) y los largometrajes de ficción Roble de olor (2003), Vuelos prohibidos (2015) o el ya mencionado El Mayor, que recrea la vida del héroe de la independencia de su país Ignacio Agramonte. Vuelos prohibidos_Rigoberto López_cartelLicenciado en Ciencias Políticas por la Universidad de La Habana y guionista y productor además de director, se le recuerda también como el gran impulsor de la Muestra Itinerante de Cine del Caribe que ha dado visibilidad al arte de la región a la que Cuba pertenece. El músico José Maria Vitier, autor de una treintena larga de bandas sonoras, se despidió de él con estas palabras: “Hasta el último momento estuvo consagrado a terminar la película que será ahora su obra póstuma, El Mayor, cuya filmación y primera edición logró ver terminada. Junto a las sinceras condolencias a sus familiares, valga nuestro compromiso de contribuir, en la parte que nos toca, a concluir su película a la altura que él la soñó”. A las palabras de Vitier queremos sumar desde Ibermedia las que escribió el escritor y cineasta brasileño Orlando Senna en su blog Refletor con motivo de la exhibición de Vuelos prohibidos (“Voos proibidos”, en portugués) en la 8ª edición del Encuentro de Cine Negro Brasil, África y Caribe.

Leer más…

“Una película se escribe desde lo humano, desde el personaje; la política es el contexto”. Marcela Said habla de ‘Los perros’

A menudo el premio a la Mejor Película Iberoamericana de los Goya recae en la favorita que comparten el público y la crítica. Este año no sólo es que las favoritas sean dos (Roma, del mexicano Alfonso Cuarón, y El ángel, del argentino Luis Ortega) sino que junto a ellas compiten otras dos grandísimas películas con las posibilidades intactas de ganar: La noche de 12 años, del uruguayo Álvaro Brechner, y la extraordinaria Los perros, de la chilena Marcela Said. Estas dos últimas, además, son “las de Ibermedia”, pues ambas recibieron ayudas del Programa para su realización. La noche… recibió dos: ayuda al Desarrollo en la Convocatoria 2014 y a la Coproducción en 2016, y Los perros ayuda a la Coproducción también en 2016. Los perros_cartel 1Los perros cuenta la historia de Mariana (Antonia Zegers), una mujer de clase alta chilena a la que no toman en serio los hombres que la rodean. Ni siquiera su padre, uno de los empresarios más renombrados del país, ni su marido, un argentino exiliado en Chile con familiares víctimas de la dictadura argentina. Esta exploración del machismo que se da en la alta burguesía chilena (y latinoamericana) descansa sobre otra historia política, la de los secuestros y asesinatos de la dictadura de Pinochet, encarnada en el tercer hombre que rodea a Mariana: Juan (Alfredo Castro), su profesor de equitación, un ex coronel que está siendo juzgado por sus crímenes contra la humanidad. ¿Quiénes son “los perros” del título? He ahí la pregunta que Marcela Said responde brillantemente a través de esta película que se estrenó en la Semana de la Crítica del Festival de Cannes y desde entonces ha ganado una docena de premios internacionales como el Horizontes Latinos en San Sebastián o el Premio del Jurado en el Festival de Biarritz. En Ibermedia conversamos largamente con ella.

Leer más…

“Escribir un guión no es una consecución de cosas que tienen lógica, sino de cosas que quieres ver”. Conversamos con Gustavo Rondón Córdova, director de ‘La familia’

Con 16 premios internacionales, otros seis en su país y tras un recorrido por más de 50 festivales en el mundo, hace unos días se estrenó en España La familia, la extraordinaria ópera prima del venezolano Gustavo Rondón Córdova. La película, que además fue la elegida en Venezuela para representar al país en los Oscar 2019, cuenta la huida que deben emprender Pedro, un niño-preadolescente de doce años, y Andrés, su padre, después de que el chico hiere gravemente a otro por defenderse en una pelea callejera. Hasta ese momento padre e hijo han vivido solos en un barrio pobre de Caracas, rodeados de violencia y sin tiempo para verse. La familia_aficheDe la mamá del muchacho no se sabe nada, y ése es el primer gran acierto de la película: en un continente donde la figura familiar predominante es la madre, donde el padre suele ser el personaje ausente que no pocas veces ha huido abandonando a sus hijos, La familia explora el modelo opuesto. Andrés es un padre lleno de amor pero sin tiempo para mostrarlo a través del afecto: tiene dos trabajos, uno de ellos nocturno, y con frecuencia no vuelve a dormir a casa. Su obligada huida para proteger a Pedro pondrá a prueba una relación basada hasta ese momento en las carencias, el silencio y unos pocos retazos afectivos. ¿Es posible construir una familia a partir de esos retazos? Con las ideas claras de quien no dudó en irse a estudiar cine a la República Checa, Rondón responde a ésta y otras preguntas en la entrevista que le hicimos hace unos días a su paso por España.

Leer más…

Esculpiendo ‘Kokue’

El 16 de noviembre terminó en Madrid el 16º Curso de Desarrollo de Proyectos Cinematográficos Iberoamericanos que dirige Gerardo Herrero y coordina Mariana Barassi para el Programa Ibermedia, la Fundación Carolina, la AECID, la Fundación SGAE y la Entidad de Gestión de Derechos Audiovisuales (EGEDA). Los autores de los veinte proyectos seleccionados dedicaron seis semanas a la escritura de sus guiones a partir de un riguroso trabajo de análisis y desarrollo sobre la escritura cinematográfica bajo la asesoría de reconocidos directores, guionistas, productores y consultores de guiones (story editors) como Montxo Armendáriz, Daniela Fejerman, Alejo Flah, Jaime Rosales, Ana Sanz-Magallón, Fernando Castets, Michel Gaztambide, Susana Herreras o Félix Viscarret. Uno de ellos fue el paraguayo Miguel Ángel Agüero, que se presentó con la película Kokue, palabra que en su lengua materna, el guaraní, significa chacra o parcela donde se cultiva. Agüero tuvo la suerte de tener como tutores a Alejo Flah y a Jaime Rosales, tres semanas con cada uno. Aquí lo cuenta. Una crónica honesta, fresca e inspiradora para quien quiera hacer cine en Iberoamérica.

Leer más…

“Los Andes no es sólo ese indiecito que está cruzando la puna tocando un lamento con su quena”. Conversamos con Marcos Loayza, el director boliviano de ‘Averno’

Hay un lugar donde los vivos y los muertos se encuentran, y donde ciertos demonios ayudan a cruzar de un mundo a otro, aunque no sea fácil demostrarles que uno se merece esa ayuda. Es un lugar del que no hay nada escrito pero que existe en el imaginario de la gente de los Andes. A ese lugar debe llegar Tupah para buscar a su tío. He aquí el punto de partida de Averno, la nueva película del reconocido director boliviano Marcos Loayza que ya se estrenó en Uruguay, Bolivia y Argentina, se alzó con dos importantes premios en el Festival de Gramado, Brasil, y representará a Bolivia para competir en los Premios Goya por el galardón a la Mejor Película Iberoamericana. Como dice Loayza en esta entrevista que le hicimos hace unos días, Averno es un “viaje del héroe andino” por los mundos e inframundos que cohabitan las ciudades sudamericanas desde una cosmovisión que no es sólo occidental, y en ese sentido es también una búsqueda de la esencia del continente y una indagación acerca de su identidad. Averno_Marcos Loayza_afichePero, ¡atención!, Averno no insiste en los tópicos que se suelen vender de los Andes para el fácil consumo de Occidente. No hay “solamente indiecitos cruzando la puna tocando lamentos con su quena”. A mitad de camino entre una película de aventuras y una comedia costumbrista, realista pero al mismo tiempo fantasiosa, Averno es sobre todo una relectura “desde los Andes” de los mitos que nos configuran como sociedad. El héroe andino, recuerda Loayza, no desafía ni se enfrenta a los dioses, no tiene la rebeldía del héroe clásico, sino que sabe adaptarse y dejarse llevar. Quizá ésta sea la mejor actitud para ver y disfrutar Averno: dejarse llevar. Tiene tantas capas y lecturas, de la más cinematográfica-contemporánea a la más compleja-literaria-antropológica, que merece la pena extraviarse por sus múltiples relatos. En todos los casos, la aventura está asegurada.

Leer más…

Cuando los victimarios de una dictadura tienen mucho que decir. Conversamos con Lissette Orozco, la directora chilena del impresionante documental ‘El pacto de Adriana’

Hay un nuevo tipo de documental en América Latina. Está narrado en primera persona, apunta a los victimarios de las dictaduras y conflictos armados que azotaron el continente entre las décadas del sesenta y noventa y, más que la denuncia reivindicativa, busca encender una nueva luz sobre la verdad de los hechos. Una verdad, todo sea dicho, que es negada o silenciada sistemáticamente por esos victimarios, bien para evadir la justicia y protegerse unos a otros, o bien porque son tan escalofriantes los actos de secuestro, tortura y asesinato en los que participaron que reconocerlos supondría admitir que alguna vez fueron más monstruos que humanos. Es en estas coordenadas que toca situar El pacto de Adriana, el extraordinario debut de la joven guionista y directora chilena Lissette Orozco, un documental que fue el gran triunfador de la Berlinale 2017 y sigue sumando premios y aplausos en festivales internacionales tan renombrados como los de Chicago, Moscú o Taiwan. El pacto de Adriana_aficheOcurre que Adriana Rivas, la protagonista de la película, es su tía, la persona a la que más admiraba Orozco cuando era niña: su  “ídola”, como todavía la llama. Y ocurre también que esta tía, fuerte, independiente y de mucho mundo como era, trabajaba para la temible DINA, la Dirección de Inteligencia Nacional o policía secreta del dictador chileno Augusto Pinochet. En El pacto… nunca queda claro hasta qué punto la tía participó de los espantosos actos que se imputan al comando de la DINA al que pertenecía. Ése es el gran mérito de Orozco. El lograr, pese a todos los consejos en contra que tuvo que oír a lo largo de la década en que estuvo rodando su película, que el espectador comparta primero la fascinación por su tía, luego sus dudas y finalmente que cada quien haga su propio juicio. Eso no es nada fácil, sobre todo tratándose de un documental que con su mirada particular e íntima no deja de recordarnos a todos lo brutal y asesina que fue la dictadura pinochetista. La directora estuvo hace poco en España invitada por la Casa de América para presentar su película y dar una charla sobre documentales biográficos, y tuvimos el placer de conversar largamente con ella.

Leer más…

“Lo que tenía en mente era hacer un retrato de un retratista, narrar a un narrador”. Abner Benaim habla de ‘Yo no me llamo Rubén Blades’

Rubén Blades no sólo es el compositor y cantante de auténticas obras maestras de la música contemporánea como Bohemio y poeta (álbum grabado con La Fania All-Stars), Siembra, Maestra vida, Canciones del Solar de los Aburridos (con Willie Colón), El que la hace la paga, Buscando América o Antecedente (en solitario), sino también un icono de la cultura popular y un activista en favor de los derechos humanos y de la independencia de los pueblos latinoamericanos en su relación con Estados Unidos. De ahí que al lado de auténticas crónicas urbanas narradas en canciones como “Juan Pachanga”, “Pedro Navaja”, “Ligia Elena”, “Decisiones”, “El cantante” o “Juana Mayo”, muchos latinoamericanos también puedan cantar de memoria composiciones más políticas como “Pablo Pueblo”, “Plástico”, “Tiburón” o “El padre Antonio y el monaguillo Andrés”, por mencionar sólo las más conocidas. Yo no me llamo Rubén Blades_Abner Benaim_aficheAbner Benaim, el director panameño ampliamente conocido en Ibermedia por películas como Chance, Empleadas y patrones o Invasión, ha perfilado a su compatriota en el extraordinario documental Yo no me llamo Rubén Blades. Aquí, Benaim muestra también el lado “más serio” de Blades: abogado, político y ex candidato a la presidencia de su país en las elecciones de 1994, es decir, cinco años después de que Estados Unidos invadiera Panamá con el propósito —según Bush padre— de capturar al entonces presidente Manuel Antonio Noriega, acusado previamente de narcotraficante. He ahí la grandeza de Benaim, y la magia del cine: retratar a una persona multifacética como si fueran muchas personas a la vez, y de ese modo mostrar la cultura, la herencia musical y la historia política no sólo de un país, sino de un continente. Yo no me llamo Rubén Blades, que recibió la ayuda de Ibermedia al Desarrollo en 2015 y a la Coproducción en 2016, ya ha recorrido más de veinticinco festivales internacionales, se ha estrenado comercialmente en buena parte de América Latina y, ¡noticia de último minuto!, ha sido elegida para representar a Panamá en los próximos premios Oscar y Goya, y será emitida en Estados Unidos a través de HBO. “Es la primera vez que una película de Panamá se estrena internacionalmente así, casi en simultáneo, y es una de las primeras veces que un documental latinoamericano lo hace en Latinoamérica”, dijo Benaim recientemente. Múltiples motivos, entonces, para leer esta entrevista y correr al cine a ver la película.

Leer más…

“Cuba y su Escuela de Cine me cambiaron la vida”. Conversamos con Alice de Andrade, la directora brasileña de ‘Veinte años’

Hace unos días se estrenó en todo Brasil el extraordinario documental Veinte años con el que Alice de Andrade trenza la vida cotidiana de tres familias cubanas filmadas a lo largo de dos décadas. La película refleja también el profundo amor que la directora brasileña siente por Cuba, un país donde el tiempo pasa “de forma distinta a otros lugares” y donde ella tuvo la suerte de formarse como cineasta —y como persona— en su Escuela Internacional de Cine y TV de San Antonio de los Baños, una experiencia que, según dice en esta entrevista, le cambió la vida para siempre. Sucede que en 1992 de Andrade realizó otro documental en Cuba, Luna de miel, que podría considerarse el gran antecedente de Veinte años: fue su primera historia coral sobre el amor y la vida en pareja en la caribeña sociedad socialista, ochenta personas que se presentaron al casting y a las que ella volvió a contactar veinte años después porque “al conocer a esas personas (que cada vez que estuve en sus casas me acogieron, me cuidaron, me cocinaron, me abrazaron) supe que un día iba a volver a verlas”. Veinte años es una coproducción de Filmes do Serro de Brasil, Minerva Entertainment de Costa Rica y la propia EICTV de Cuba que recibió el apoyo de Ibermedia en la Convocatoria 2013. La película fue premiada en el Festival de Brasilia, ha sido seleccionado para la Mostra de São Paulo y los festivales de Miami, La Habana y Guadalajara, y hoy, tras su auspicioso estreno en Brasil, espera su momento para exhibirse en todo el mundo. Mientras tanto, Alice de Andrade ultima los detalles de una serie de televisión nacida de los dos documentales anteriores: por el momento se titula Ochenta destinos y son trece episodios que cuentan “las otras historias”, las que no entraron ni en Luna de miel ni en Veinte años. Un trabajo en conjunto monumental que de Andrade sólo puede explicar como “una misión”: devolver con su trabajo cinematográfico el cariño, la confianza y la generosidad que ha recibido siempre de Cuba y los cubanos.

Leer más…

Blogroll

    ICAU AECID ANCINE Centro Costarricense de Producción Cinematográfica CNCINE CNAC CONACINE Bolivia Consejo Nacional para la Cultura y las Artes ICAIC Consejo Nacional de la Cultura y las Artes Perú – Ministerio de Cultura Secretaria Ministério do Audiovisual da Cultura Secretaría Nacional de Cultura de Paraguay Dirección General de Cine (DGCINE) – República Dominicana ICA Instituto Mexicano de Cinematografía INCAA Ministerio de Cultura República de Colombia Corporación CINE Puerto Rico Sistema Estatal de Radio y Televisión

Unidad Técnica Programa Ibermedia, 2013 - Desarrollado por CódigoMedia