Image Image Image Image Image
Scroll to Top

Ir para cima

© Carlos Lechuga, Santa y Andrés.

El Festival Internacional de Cine en Guadalajara ha dado a conocer una primera lista de 12 largometrajes iberoamericanos de ficción que han sido seleccionados para la Competencia Oficial de la 32ª edición que se realizará del 10 al 17 de marzo en la famosa capital de Jalisco, México. De esa primera lista, cinco películas recibieron ayudas del Programa Ibermedia: la argentina El ciudadano ilustre, dirigida por Mariano Cohn y Gaston Duprat (coproducción con España); dos cubanas: Santa y Andrés, dirigida por Carlos Lechuga (coproducción con Francia y Colombia) y Los últimos días en la Habana, dirigida por Fernando Pérez (coproducción con España); la española El bar, dirigida por Alex de la Iglesia, y la portuguesa El tren de la sal y el azúcar, dirigida por Licínio Azevedo (coproducción con Brasil, Francia, Sudáfrica y Mozambique).

Estas cinco películas de Ibermedia competirán por uno de los palmarés de mayor prestigio en Iberoamérica que atrae la atención de numerosos medios internacionales y cuyo premio consiste en 250 mil pesos mexicanos.

El ciudadano ilustre, de Mariano Cohn y Gaston Duprat, es Daniel Mantovani, un escritor argentino que vive en Europa desde hace más de tres décadas, consagrado mundialmente por haber obtenido el Premio Nobel de Literatura. Sus novelas se caracterizan por retratar con despiadada crudeza la vida en Salas, el pequeño pueblo de Argentina en el que nació y al que no ha regresado desde que era un joven con aspiraciones de escritor. Entre la correspondencia que recibe diariamente, le llega una carta de la municipalidad de Salas en la que lo invitan a recibir el máximo reconocimiento del pueblo: la distinción de ciudadano ilustre. A pesar de sus muchas obligaciones y compromisos, Mantovani decide aceptar la propuesta y regresar a Salas, su pueblo natal.

El Ciudadano Ilustre – trailer from Tunda Audiovisual on Vimeo.

*

Santa y Andrés, de Carlos Lechuga, narra la historia de Santa, una solitaria campesina que es enviada a vigilar a Andrés, un escritor homosexual que no le inspira “confianza” a la Revolución. La historia transcurre en el oriente de la isla, a principios de los años 80, y trata de la amistad que surge entre dos personas que aparentemente son muy distintas pero que poco a poco se van percatando que las cosas que los unen son más importantes que las que los separan.

*

En Los últimos días en La Habana, de Fernando Pérez, Miguel es un cuarentón que sueña con huir a Nueva York. Mientras espera una visa que nunca llega, trabaja como lavaplatos en un restaurante particular. Su amigo Diego, de la misma edad, sueña con vivir. Postrado por el sida, libera toda su energía desde el estrecho camastro del cuarto más pequeño del solar. Diego y Miguel viven juntos como si fueran la noche y el día. Miguel se refugia en sí mismo, Diego se abre a los demás. Diego es gay, positivo, luminoso. Miguel es… ¿qué? Una galería de sugestivos personajes rodea a la pareja de amigos, pero sólo Diego conoce el enigma de Miguel. Cuando por fin le llega la visa, el destino coloca a los protagonistas y a sus amigos ante una inusitada decisión.

*

En El bar, de Alex de la Iglesia, son las nueve de la mañana y un grupo de personas de lo más dispar desayuna tranquilamente. Parece un día cualquiera, hasta que uno de los clientes se marcha del local y en el momento en que pone un pie en la calle recibe un disparo en la cabeza. Nadie más se atreve a salir. Están atrapados, con el temor de que un francotirador dispare a todo aquel que intente salir de allí. Las tensiones entre los personajes comenzarán a crecer, con situaciones extremas y a la vez cómicas, y la barra del bar se convertirá en el lugar en el que revelar los pecados y las culpas de cada uno. Pero, ¿y si el asesino está dentro del bar?

*

El tren de la sal y el azúcar, de Licínio Azevedo, es una adaptación del libro Comboio de sal e açúcar, escrito hace quince años por el propio director. Cuenta la historia de amor de una enfermera que se enamora de un militar durante un viaje en tren en plena guerra civil de Mozambique. Según el productor portugués Pandora da Cunha Talles, la idea original era hacer un documental con la historia de las mujeres que viajaban a la vecina Malawi para cambiar sal por azúcar en un momento de severa escasez de alimentos provocada por el conflicto entre el ejército y la Resistencia Nacional de Mozambique. La adaptación a la ficción ya fue estrenada con éxito en el pasado Festival de Locarno.

COMBOIO DE SAL E AÇÚCAR Trailer from Ukbar Filmes on Vimeo.

Tags | , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Blogroll

    ICAU AECID ANCINE Centro Costarricense de Producción Cinematográfica CNCINE CNAC CONACINE Bolivia Consejo Nacional para la Cultura y las Artes ICAIC Consejo Nacional de la Cultura y las Artes Perú – Ministerio de Cultura Secretaria Ministério do Audiovisual da Cultura Secretaría Nacional de Cultura de Paraguay Dirección General de Cine (DGCINE) – República Dominicana ICA Instituto Mexicano de Cinematografía INCAA Ministerio de Cultura República de Colombia Corporación CINE Puerto Rico Sistema Estatal de Radio y Televisión

Unidad Técnica Programa Ibermedia, 2013 - Desarrollado por CódigoMedia