CFAH
Image default

‘Dirección opuesta’, de Alejandro Bellame, es la gran apuesta de Venezuela para los Goya

Ocho premios en el Seattle Latino Film Festival, una de las más votadas por el público en el Festival de Cine Latino de Chicago y media docena más de galardones en el Festival de Cine Venezolano avalan la candidatura por Venezuela de Dirección opuesta, de Alejandro Bellame Palacios, en la 36ª edición de los Premios Goya 2022.

La película, basada en la novela Blue Label/Etiqueta azul del también venezolano Eduardo Sánchez Rugeles, recibió la ayuda de Ibermedia a la Coproducción en la Convocatoria 2018.

“«¡Feliz aniversario!» Este mensaje en el teléfono le recuerda a Eugenia una promesa olvidada. Han pasado 13 años desde que dejó Venezuela, su país en conflicto, y se alejó de su familia disfuncional. También de un viaje que hizo a los 17 años en búsqueda de su desconocido abuelo, con la intención de obtener la nacionalidad italiana. El viaje lo hizo con Luis, un muchacho complicado con el que vivió un amor adolescente, sellado con la promesa de un encuentro futuro. Ahora, en Roma y con 30 años, Eugenia no sabe qué responder. Dirección opuesta es una historia que explora la nostalgia, el desarraigo y la búsqueda de la felicidad. Una celebración de la memoria a través de las experiencias de jóvenes que se enfrentan a aquello que Cesare Pavese definió como «el oficio de vivir»”.

Ésta es la premisa con la que los Goya presentan el tercer largometraje de Bellame, quien antes ha dirigido los largometrajes de ficción El tinte de la fama (2008) y El rumor de las piedras (2011). Está interpretada por Claudia Rojas, Christian González y Erick Palacios.

Blue Label/Etiqueta azul, la novela en que se basa Dirección opuesta, se publicó en 2010, ganó la primera y por ahora única edición del Premio de Novela Arturo Uslar Pietri y un año después Bellame la leyó por recomendación de su esposa: “Ésta va a ser tu próxima película”, le dijo, y no se equivocó, según se cuenta en esta nota publicada en el diario El Nacional de Venezuela.

La adaptación es obra de Bellame y del autor de la novela, quien entonces se estrenaba como guionista. “Una adaptación es más difícil”, reconoce Bellame. “El cine se vale de un tipo de herramientas que la literatura no tiene y, a su vez, la literatura se vale de herramientas que el cine no puede exponer. A veces era él [Sánchez Rugeles], a veces era yo quien quería conservar cosas exactas de la novela. Yo me sorprendía muchísimo por las renuncias que él era capaz de hacer a la obra original. Como dice una regla: para hacer la adaptación de un libro tienes que leerlo y luego botarlo”.

Después de esa primera experiencia como guionista, Sánchez Rugeles ha participado en los guiones de Las consecuencias, de Claudia Pinto, y Jezabel, de Hernán Jabes.

Contenidos relacionados

‘Canción sin nombre’, de Melina León, gran candidata de Perú a la Mejor película iberoamericana en los Goya 2022

Ibermedia

‘Chaco’, debut de Diego Mondaca en la ficción, elegida para representar a Bolivia en los Goya

Ibermedia

‘Kaporito, el guardián de la montaña’: una película de animación venezolana para proteger al oso de anteojos sudamericano

Ibermedia

‘Kaporito, el guardián de la montaña’ se ha visto a cielo abierto en Venezuela

Ibermedia

El Laboratorio de Escrituras Queer de la Cinemateca de Bogotá abre su convocatoria a proyectos de curaduría de los países andinos

Ibermedia

‘El agente topo’, ‘La Llorona’, ‘Zama’, ‘El despertar de las hormigas’ y ‘Araña’ en la Sala Berlanga de Madrid

Ibermedia

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de cookies y privacidad