CFAH
Image default

Premios Goya

12 de febrero es

La Academia de Cine de España celebra la calidad del cine iberoamericano con la entrega de los Premios Goya a los mejores profesionales, creativos y técnicos, y las mejores obras producidas cada año. A lo largo de su historia, la Academia ha reconocido con el Goya, o con su nominación, el trabajo tanto de técnicos y profesionales anónimos para el gran público, como de grandes estrellas de la pantalla.

En la 36ª edición 2022 hay tres largometrajes apoyados por Ibermedia en la competencia por el premio a la Mejor película iberoamericana: la peruana Canción sin nombre, de Melina León; la boliviana Chaco, de Diego Mondaca, y la venezolana Dirección opuesta, de Alejandro Bellame.

Canción sin nombre

Tras un recorrido por alrededor de 100 festivales de todo el mundo en los que ha obtenido más de 40 premios, Canción sin nombre, la ópera prima de la peruana Melina León que recibió la ayuda de Ibermedia a la Coproducción en la Convocatoria 2015, ha sido elegida para representar a su país en la 36ª edición de los Premios Goya 2022.

La película hasta el momento se ha alzado con importantes reconocimientos como el Premio al Mejor largometraje en el Festival de Estocolmo (Suecia), el Premio CineVision a la Mejor película internacional de un nuevo director en el Filmfest München (Alemania), el Premio a la Mejor dirección en el Festival de Thessaloniki (Grecia), el Premio FIPRESCI a la Mejor película del Festival du Nouveau Cinéma de Montreal (Canadá) o el Colón de Oro al Mejor largometraje en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva (España), entre otros.

Canción sin nombre cuenta la historia de Georgina Condori, una joven andina cuya bebé recién nacida desaparece misteriosamente. En medio del caos político que vivía el Perú en la década de los 80, el periodista Pedro Campos asume la investigación y emprende junto a Condori la desesperada búsqueda de la bebé.

En palabras de la directora y guionista de la película (junto al escritor Michael J. White), “es la historia de la violencia contra las mujeres indígenas y sus familias, contra los pobres, los migrantes y las minorías sexuales, en clave de suspenso, de amor y de horror”.

Canción sin nombre se presentó en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes 2019 y es la primera película peruana dirigida por una mujer seleccionada para el famoso festival francés.

“El director de fotografía Inti Briones ha grabado la película en blanco y negro y en formato 4:3, una elección de la directora para reflejar tanto la televisión como los periódicos de la época. La estética también da a la película un aspecto de cine negro que encaja con las investigaciones kafkianas que acaban en muerte o en largos y sinuosos caminos hacia ninguna parte. Es una película sobre lo difícil que es superar los obstáculos de la burocracia cuando eres pobre y no tienes derecho al voto. Como en muchas películas de cine negro, no todo tiene sentido, ya que muestra el mundo y lo que ocurre en él, en lugar de contar la historia en clave periodística. Es un debut maravilloso y una fuerte candidata a la Cámara de Oro”, escribió Kaleem Aftab cuando la película se presentó en Cannes.

Más tarde, cuando Canción sin nombre llegó a las salas de España, la crítica de El País Elsa Fernández-Santos apuntó: la película “logra trasladar al espectador el sentimiento de absoluto abandono y desconsuelo de su protagonista, interpretada por la actriz natural Pamela Mendoza. La fotografía en blanco y negro de la apuesta y algunos planos de la tristísima mujer quizá recuerdan a Roma, de Alfonso Cuarón. Pero lo que Melina León persigue no es la nostalgia sino la desmemoria y, atraída por la belleza etnográfica de los cantos y ritos indígenas de Ayacucho, sitúa a su personaje en su entorno natural, en ese valle perdido que sube y baja cada día como una sherpa ultrajada y maltratado como un animal”.

Canción sin nombre es una producción de La Vida Misma Films de Perú, en coproducción con La Mula Producciones (Perú), MGC (España), Bord Cadre Films (Suiza) y Torch Films (EEUU) como productora asociada. Luxbox gestiona los derechos internacionales.

Chaco

Después de dos documentales que no dudaban en tocar nervios sensibles de la realidad boliviana contemporánea, La chirola (2008) y Ciudadela (2012), este último seleccionado para el Festival Internacional de Cine Documental de Taiwán, el cineasta boliviano Diego Mondaca recrea en Chaco, su debut en la ficción, el infierno al que fueron sometidos los indígenas aymaras y quechuas de su país en la Guerra del Chaco, que enfrentó a Bolivia con Paraguay en la década de 1930.

Como escribió Ezequiel Boetti en Otros Cines, no es tanto una película “de guerra”, sino sobre los efectos que ésta tiene “en hombres que no estaban preparados para enfrentarla en su real dimensión”. En Chaco “no se dispara ni una bala ni se representa una lucha sangrienta. Lo que hay es, como en Zama, de Lucrecia Martel, una espera constante como disparador de tensiones internas y de un progresivo deterioro psicológico”.

Chaco es una coproducción entre Bolivia y Argentina de Pasto Cine, Murillo Cine y Color Monster que recibió la ayuda de Ibermedia en esa modalidad en la Convocatoria 2016.

La película de Mondaca, que a principios de este año fue elegida por Bolivia para postular a la lista final de nominadas al Oscar a la mejor película internacional 2021, acaba de ser seleccionada para representar a su país en los Goya 2022. Junto a ella compiten otras 12 cintas para entrar en la shortlist del Premio a la mejor película iberoamericana, como A febre, de la brasileña Maya Da-Rin; Canción sin nombre, de la peruana Melina León, o Las siamesas, de la argentina Paula Hernández.

Chaco también ha sido seleccionada para competir en los festivales de Rotterdam (IFFR), Bogotá (BIFF), Gijón (FICX), el de la American Film Institute (AFI) o el Festival Internacional de la Universidad Autónoma de México (FICUNAM).

Ambientada en 1934, narra la historia de un pelotón de soldados, en su mayoría aymaras y quechuas, que están al mando de un militar alemán retirado que ha sido convocado por la milicia boliviana. La tropa camina perdida buscando al enemigo en medio del espinoso y seco desierto del Gran Chaco. Un teniente y su grupo de oficiales que discuten el liderazgo del capitán Hans Kundt le muestran su frustración por llevar meses sin encontrar un solo soldado paraguayo. La falta de agua y víveres cada vez es más angustiante. Divididos, abandonados y delirantes, los combatientes se verán obligados a enfrentar al verdadero enemigo que los viene acechando desde hace no poco tiempo.

“Es importante apuntar que en la Guerra del Chaco la mayoría de muertos o mutilados fueron indígenas aymaras y quechuas, gente que en ese momento no estaba siquiera considerada como ciudadanos bolivianos y que fueron llevados a la fuerza a la guerra, secuestrados. Eran pongos cumpliendo órdenes de capataces y militares blancos. Por eso no quedan en la historia, porque no son parte del poder y se les niega la voluntad propia”, decía Mondaca en una entrevista con Andrés Rodríguez, de LatAm Cinema.

En noviembre del año pasado, Chaco fue el primer largometraje boliviano estrenado en una plataforma online.

Dirección opuesta

Ocho premios en el Seattle Latino Film Festival, una de las más votadas por el público en el Festival de Cine Latino de Chicago y media docena más de galardones en el Festival de Cine Venezolano avalan la candidatura por Venezuela de Dirección opuesta, de Alejandro Bellame Palacios, en la 36ª edición de los Premios Goya 2022.

La película, basada en la novela Blue Label/Etiqueta azul del también venezolano Eduardo Sánchez Rugeles, recibió la ayuda de Ibermedia a la Coproducción en la Convocatoria 2018.

“«¡Feliz aniversario!» Este mensaje en el teléfono le recuerda a Eugenia una promesa olvidada. Han pasado 13 años desde que dejó Venezuela, su país en conflicto, y se alejó de su familia disfuncional. También de un viaje que hizo a los 17 años en búsqueda de su desconocido abuelo, con la intención de obtener la nacionalidad italiana. El viaje lo hizo con Luis, un muchacho complicado con el que vivió un amor adolescente, sellado con la promesa de un encuentro futuro. Ahora, en Roma y con 30 años, Eugenia no sabe qué responder. Dirección opuesta es una historia que explora la nostalgia, el desarraigo y la búsqueda de la felicidad. Una celebración de la memoria a través de las experiencias de jóvenes que se enfrentan a aquello que Cesare Pavese definió como «el oficio de vivir»”.

Ésta es la premisa con la que los Goya presentan el tercer largometraje de Bellame, quien antes ha dirigido los largometrajes de ficción El tinte de la fama (2008) y El rumor de las piedras (2011). Está interpretada por Claudia Rojas, Christian González y Erick Palacios.

Blue Label/Etiqueta azul, la novela en que se basa Dirección opuesta, se publicó en 2010, ganó la primera y por ahora única edición del Premio de Novela Arturo Uslar Pietri y un año después Bellame la leyó por recomendación de su esposa: “Ésta va a ser tu próxima película”, le dijo, y no se equivocó, según se cuenta en esta nota publicada en el diario El Nacional de Venezuela.

La adaptación es obra de Bellame y del autor de la novela, quien entonces se estrenaba como guionista. “Una adaptación es más difícil”, reconoce Bellame. “El cine se vale de un tipo de herramientas que la literatura no tiene y, a su vez, la literatura se vale de herramientas que el cine no puede exponer. A veces era él [Sánchez Rugeles], a veces era yo quien quería conservar cosas exactas de la novela. Yo me sorprendía muchísimo por las renuncias que él era capaz de hacer a la obra original. Como dice una regla: para hacer la adaptación de un libro tienes que leerlo y luego botarlo”.

Después de esa primera experiencia como guionista, Sánchez Rugeles ha participado en los guiones de Las consecuencias, de Claudia Pinto, y Jezabel, de Hernán Jabes.

Contenidos relacionados

Ventana Sur

Ibermedia

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de cookies y privacidad