Image default

'Santa y Andrés', del cubano Carlos Lechuga, se estrena en Madrid

Santa y Andrés, el segundo largometraje de Carlos Lechuga después de su exitoso debut con Melaza (ganadora de los premios a la Mejor Película en los festivales de Málaga, Mannheim-Heidelberg de Alemania o New England of Ibero-American Cinema de Estados Unidos), se estrena este septiembre en la Casa de América de Madrid. Las proyecciones serán los jueves, viernes y sábado 7, 8 y 9 y 14, 15 y 16, respectivamente. Santa y Andrés cuenta la historia de una campesina a la que envían a un pueblo de la región oriental de la isla con el objetivo de “vigilar” a un escritor homosexual que no inspira “confianza” a la Revolución. Una historia de personas solitarias y apaleadas por la vida que descubren que juntos pueden hacerse muy buena compañía.
Santa y Andrés, el segundo largometraje de Carlos Lechuga después de su exitoso debut con Melaza (ganadora de los premios a la Mejor Película en los festivales de Málaga, Mannheim-Heidelberg de Alemania o New England of Ibero-American Cinema de Estados Unidos), se estrena este septiembre en la Casa de América de Madrid. Las proyecciones serán los jueves, viernes y sábado 7, 8 y 9 y 14, 15 y 16, respectivamente. Santa y Andrés cuenta la historia de una campesina a la que envían a un pueblo de la región oriental de la isla con el objetivo de “vigilar” a un escritor homosexual que no inspira “confianza” a la Revolución. Una historia de personas solitarias y apaleadas por la vida que descubren que juntos pueden hacerse muy buena compañía.
“El personaje de Andrés [Eduardo Martínez] es escritor, gay, apartado completamente de la Revolución; pero a Santa [Lola Amores] le pasa esto al mismo tiempo. Creo que mucha gente se va a sentir identificada con la película [porque] mi intención es tratar de ver cómo gente apaleada puede hacer nexos”, ha dicho Lechuga de su segundo largometraje, cuyo estreno mundial fue en el Festival de Toronto del año pasado.
“[He querido] mostrar personas que a veces no se muestran, héroes un poco ocultos.”
Preguntado también por qué tanto Melaza como Santa y Andrés son películas que se alejan geográficamente de La Habana —locación habitual del cine cubano mayoritario— y “se van al campo” para mostrar ambientes rurales, poco frecuentados por la cinematografía de su país, Lechuga contestó lo siguiente:
“Hay gente que escribe ciencia ficción y no fue a la Luna. Es más una inquietud artística. Creo que mi generación se ha ido más al campo. Lo mismo en el cine latinoamericano como en el europeo. Es una vuelta a las raíces, a lo natural. Yo me intereso sobre todo por lo pictórico, los verdes, aprovechar el paisaje natural. Te domina y te centra mucho la imagen para donde quieras ir. Si filmas en la ciudad se cuelan muchas cosas en la imagen, y el tipo de películas que yo hago es de pocos personajes y donde las locaciones juegan un papel importante. Todo lo que sea paisaje rural me da nivel de contención, o sea, que yo puedo dominar: sé lo que está en el cuadro, sé lo que estoy contando y me centro más en lo humano. Si estás en una planicie o en una loma y hay dos seres humanos, la mirada se centra en ellos.”
La película se proyectará a las 20:00 en el cine Casa de América los jueves, viernes y sábados hasta el 16 de septiembre. Más información, aquí.

“El personaje de Andrés [Eduardo Martínez] es escritor, gay, apartado completamente de la Revolución; pero a Santa [Lola Amores] le pasa esto al mismo tiempo. Creo que mucha gente se va a sentir identificada con la película [porque] mi intención es tratar de ver cómo gente apaleada puede hacer nexos”, ha dicho Lechuga de su segundo largometraje, cuyo estreno mundial fue en el Festival de Toronto del año pasado.
“[He querido] mostrar personas que a veces no se muestran, héroes un poco ocultos.”
Preguntado también por qué tanto Melaza como Santa y Andrés son películas que se alejan geográficamente de La Habana —locación habitual del cine cubano mayoritario— y “se van al campo” para mostrar ambientes rurales, poco frecuentados por la cinematografía de su país, Lechuga contestó lo siguiente:
“Hay gente que escribe ciencia ficción y no fue a la Luna. Es más una inquietud artística. Creo que mi generación se ha ido más al campo. Lo mismo en el cine latinoamericano como en el europeo. Es una vuelta a las raíces, a lo natural. Yo me intereso sobre todo por lo pictórico, los verdes, aprovechar el paisaje natural. Te domina y te centra mucho la imagen para donde quieras ir. Si filmas en la ciudad se cuelan muchas cosas en la imagen, y el tipo de películas que yo hago es de pocos personajes y donde las locaciones juegan un papel importante. Todo lo que sea paisaje rural me da nivel de contención, o sea, que yo puedo dominar: sé lo que está en el cuadro, sé lo que estoy contando y me centro más en lo humano. Si estás en una planicie o en una loma y hay dos seres humanos, la mirada se centra en ellos.”
La película se proyectará a las 20:00 en el cine Casa de América los jueves, viernes y sábados hasta el 16 de septiembre. Más información, aquí.

Contenidos relacionados

Marcelo Piñeyro, el cineasta cinéfilo

Ibermedia

La EICTV de Cuba convoca a productores internacionales para la edición 2020 de Nuevas Miradas

Ibermedia

1818 películas, 823 guiones y 205 carteles inscritos en el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana

Ibermedia

Carlota Álvarez Basso sigue la pista a Antonella Sudasassi (y ‘El despertar de las hormigas’)

Ibermedia

‘Los lenguajes narrativos’ (del cine y la televisión), según Sergio Cabrera

Ibermedia

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de cookies y privacidad