CFAH
Image default

'Los logros del cine venezolano', con Juan Carlos Lossada

Juan Carlos Lossada, presidente del Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC) de Venezuela, llegará a Madrid para participar en el conversatorio Los logros del cine venezolano, que se celebrará el próximo viernes 26 de septiembre a las 19:30h en el Centro de la Diversidad Cultural de Venezuela en España. La entrada es libre hasta completar aforo.
Juan Carlos Lossada, presidente del Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC) de Venezuela, llegará a Madrid para participar en el conversatorio Los logros del cine venezolano, que se celebrará el próximo viernes 26 de septiembre a las 19:30h en el Centro de la Diversidad Cultural de Venezuela en España. La entrada es libre hasta completar aforo.

En poco más de un año, tres películas dirigidas por jóvenes realizadores venezolanos —Azul y no tan rosa, de Miguel Ferrari, La distancia más larga, de Claudia Pinto, y Pelo malo, de Mariana Rondón— han ganado algunos de los más importantes premios de la cinematografía mundial y han puesto el cine de Venezuela literalmente en boca de todo el mundo. ¿Qué ha producido esta confluencia de logros más allá del talento personal de cada uno de los directores mencionados?
Juan Carlos Lossada, presidente del Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC) de Venezuela, llegará a Madrid para responder esta pregunta en el conversatorio Los logros del cine venezolano, que se celebrará el próximo viernes 26 de septiembre a las 19:30h en el Centro de la Diversidad Cultural de Venezuela en España.
Efectivamente, los logros del cine venezolano van más allá de esas tres películas multipremiadas. En las dos últimas décadas, la industria cinematográfica venezolana está viviendo el período más importante de su trayectoria, a juzgar por los procesos de formación, producción, promoción y difusión, que la ubican a la altura de las más potentes industrias audiovisuales latinoamericanas y en cierto modo mundial.
Algunos títulos de este nuevo cine venezolano que merece la pena ver son: Azul y no tan rosa, de Miguel Ferrari, que ganó el Goya a la Mejor Película Iberoamericana; La distancia más larga, de Claudia Pinto, que obtuvo el Premio Glauber Rocha a la Mejor Película Latinoamericana en el Festival de Montreal; Pelo Malo, de Mariana Rondón, que se alzó —entre otros premios internacionales— con la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián; Reverón, de Diego Rísquez, que obtuvo siete premios en el Festival de Cine de Mérida; La casa del fin de los tiempos, de Alejandro Hidalgo, que ganó el premio a la Mejor Película en el Festival Binacional de Cine Colombia–Venezuela, así como Cenizas eternas, de Margarita Cadenas, o Samuel, de César Lucena, entre otros.
Juan Carlos Lossada, presidente del CNAC, hablará de todo ello en el conversatorio Los logros del cine venezolano este viernes 26 de septiembre a las 19:30h en el Centro de la Diversidad Cultural de Venezuela (Hermosilla, 58. 28001 Madrid).
Entrada libre hasta completar aforo.

En poco más de un año, tres películas dirigidas por jóvenes realizadores venezolanos —Azul y no tan rosa, de Miguel Ferrari, La distancia más larga, de Claudia Pinto, y Pelo malo, de Mariana Rondón— han ganado algunos de los más importantes premios de la cinematografía mundial y han puesto el cine de Venezuela literalmente en boca de todo el mundo. ¿Qué ha producido esta confluencia de logros más allá del talento personal de cada uno de los directores mencionados?
Juan Carlos Lossada, presidente del Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC) de Venezuela, llegará a Madrid para responder esta pregunta en el conversatorio Los logros del cine venezolano, que se celebrará el próximo viernes 26 de septiembre a las 19:30h en el Centro de la Diversidad Cultural de Venezuela en España.
Efectivamente, los logros del cine venezolano van más allá de esas tres películas multipremiadas. En las dos últimas décadas, la industria cinematográfica venezolana está viviendo el período más importante de su trayectoria, a juzgar por los procesos de formación, producción, promoción y difusión, que la ubican a la altura de las más potentes industrias audiovisuales latinoamericanas y en cierto modo mundial.
Algunos títulos de este nuevo cine venezolano que merece la pena ver son: Azul y no tan rosa, de Miguel Ferrari, que ganó el Goya a la Mejor Película Iberoamericana; La distancia más larga, de Claudia Pinto, que obtuvo el Premio Glauber Rocha a la Mejor Película Latinoamericana en el Festival de Montreal; Pelo Malo, de Mariana Rondón, que se alzó —entre otros premios internacionales— con la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián; Reverón, de Diego Rísquez, que obtuvo siete premios en el Festival de Cine de Mérida; La casa del fin de los tiempos, de Alejandro Hidalgo, que ganó el premio a la Mejor Película en el Festival Binacional de Cine Colombia–Venezuela, así como Cenizas eternas, de Margarita Cadenas, o Samuel, de César Lucena, entre otros.
Juan Carlos Lossada, presidente del CNAC, hablará de todo ello en el conversatorio Los logros del cine venezolano este viernes 26 de septiembre a las 19:30h en el Centro de la Diversidad Cultural de Venezuela (Hermosilla, 58. 28001 Madrid).
Entrada libre hasta completar aforo.

Contenidos relacionados

‘Kaporito, el guardián de la montaña’, Mención Especial en el Festival de Cine Cumbe en San Agustín

Ibermedia

Los Premios Quirino anuncian los títulos nominados para su quinta edición

Ibermedia

‘Dirección opuesta’, de Alejandro Bellame, es la gran apuesta de Venezuela para los Goya

Ibermedia

‘Kaporito, el guardián de la montaña’: una película de animación venezolana para proteger al oso de anteojos sudamericano

Ibermedia

‘Kaporito, el guardián de la montaña’ se ha visto a cielo abierto en Venezuela

Ibermedia

El Laboratorio de Escrituras Queer de la Cinemateca de Bogotá abre su convocatoria a proyectos de curaduría de los países andinos

Ibermedia